martes, 16 de octubre de 2007

Y de entrenar ¿qué?


Estos días, después de haber cambiado el horario de trabajo, tengo unas dos horas para entrenar de lunes a viernes. Es poco tiempo y además me resulta un poco estresante el tener que salir tan apurada y tener que hacer todo con tanto agobio. Salgo del trabajo y por el camino, mientras conduzco, me como un sandwich (o emparedado, como decía Yogui) y un botellín de agua. llego a casa, me cambio de ropa y salgo pitando, entreno, me ducho me cambio, y a las 16.30 tengo que estar lista otra vez.


Me resulta por un lado un poco agobiante, después de llevar varios años con toda la mañana libre, pero por otro lado, disfruto muchísimo esas dos horas. Es el momento kit-kat del día. Para colmo, hace poco he descubierto la carretera de la foto, que acaba justo en la puerta de mi casa y son tres kms mágicos para acabar de entrenar, que te dejan con más ganas de salir al día siguiente.

6 comentarios:

sermor dijo...

Disfruta también ese stress de hacer todo corriendo, es parte del masoquismo del triatleta currante. :)

Sergio dijo...

y como le dijo Morpheus a Neo tras tomarse la pastilla roja: "Welcome to the real world"

Gaizka dijo...

Como bien dicen estos chicos, mis más sincero pésame por llegar a mundo real de la gran malloría de la humanidad. Las horas no cunden. Ojala pudieramos entrenar lo que trabajamos y trabajar lo que entrenamos, en horas, claro está.

Anónimo dijo...

dile a gallardon ke te asfalte la carretera

Ishtar dijo...

Jajaja, eso mismo que te dicen los Sergios era lo que te iba a decir yo, así que ya casi que no digo ná ;-). Eso sí, te aseguro que con ese plan de vida y de entrenos, las victorias personales saben mucho mejor que si tuviéramos todo el día para rascarnos la barriga ;-).

Besicos y a luchar!

Esperanza dijo...

bueno, bueno... yo creo que Gaizka lo ha clavado con eso de "..mundo real de la gran mayoria..." porque en estos años de marajá, entrenando lo que me daba la gana, o no entrenando y simplemente corriendo, esquiando, montando en bici, nadando y demás, he conocido el mundo no menos real de muchos afortunados cuyo trabajo les deja un montón de tiempo libre.

Besines a tós.

PD: piepoli, la carretera está así muy chula, además, las competencias de Gallardón no llegan tan lejos.