martes, 10 de febrero de 2009

Una de cal y otra de arena



Ayer fué un día fantástico. Me lo pasé pipa con amigos haciendo esquí de travesía por la Barranca. La nieve llega hasta el hotel y desde ahí mismo nos calzamos los esquís y subimos por la pista hasta la fuente de la Campanilla. A partir de ahí la intención era subir a Maliciosa, pero como el fuerte viento que había arriba lo había dejado un poco pelado, decicimos tirar hacia la izquierda, hacia un collado que no sé cómo se llamará, pero que tampoco me importa mucho. Acababa la subida con una pala con muchísima inclinación, que obligó a hacer unas cuantas vueltas María, lo que a su vez anunciaba una divertida bajada. Y así fué, pero tan solo duró unos cuantos giros, hasta que la nieve, que estaba muy cambiante, se convirtió en una masa pesada y paposa en la que costaba mucho avanzar sin quedarse clavado e hincar los morros. Como dice la "sabia" Sonia: "No hay mala nieve, sino malos esquiadores".


En fín, que "torpeando" por esa nieve, nos fuimos adentrando en el bosque que según perdiamos altura hacía aumentar la emoción ya que se iba haciendo más denso y aumentaban las probabilidades de acabar decorando un pino a modo de estampación. No teníamos mucha idea de dónde íbamos, pero daba un poco igual, todos los caminos llevan a Roma. Si, llevan a Roma pero en este caso pasando por la intersección de dos de los riachuelos, uno a la derecha y otro a la izquierda, que hicieron que tuvieramos que quitarnos los esquís y cruzar uno de ellos de piedra en piedra con las botazas, los esquís en una mano, y los bastones en otra. En seguida llegamos de nuevo a la pista que nos llevaría de vuelta al parking, con una sonrisa de oreja a oreja, no por haber esquidado mucho sino por que a mí estas aventurillas me hacen olvidarme del día a día, de las responsabilidades, los horarios, etc, etc, etc....


Pero claro, no puede ser todo bonito y cambiar lo que viene a ser mi tónica habitual ultimamente, y hoy ha tenido que salir un día de esos en los que no debería haber salido de la cama. De momento me he dormido y casi llegamos tarde al cole con el estres que eso me genera ya que mis churumbeles me han salido la mar de responsables (¿de quién lo habrán heredado?) y no me lo perdonarían nunca. Tan sólo ha sido una señal de lo que me esperaba hoy.

Hoy me he vuelto a dar de bruces con el desastre de las administraciones públicas y la desidia de sus funcionarios. He pedido ayuda y solo he recibido por respuesta: "Tiene usted razón, pero el ordenador dice..........". Los detalles no importan. Estoy muy cansada y me voy a dormir.

8 comentarios:

davidiego dijo...

a mi ciudad la llaman Roma la Chica, ten cuidado no sea que un día aparezcas por aquí perdida.

Con Dios.

Esperanza dijo...

En ese caso, me llevo la bici ¿no?

Ramón Doval dijo...

Me alegro por ayer, y lo siento por hoy (no hay aironman, o aironmana que aguante tres ventanillas de la administración seguidas -o va dopao-).

cali dijo...

La del dia de ayer me la se yo...menudos vagos estos funcionarios...trabajan menos que los raiders aventureros.je,je
Andorra la vella esta petada de nieve, ni esquiar se puede...creo que viene una glaciacion Espe...menos mal que como ya esquias como la Sony...te da igual

diego dijo...

¿ has visto "dias de furia"?

Esperanza dijo...

Jajajajjajaja, la de Michael Douglas???? Bueno, creo que era "Un día de furia". Si, si, si, la he visto. Preguntale al Cali la próxima vez quién gana a furia, el Douglas o yo. pero vamos, que yo tengo bastante autocontrol hasta que me mandan las maletas a Marsella o me dejan de pagar.

Rachel dijo...

Que bien, unos con el culo pegao al ordenador (por cierto ahora mariconeando por los blogs para abstraerme un rato...)y otros ahí ala!haciendo esquí de fondo...si sigues así acabaré por no visitar tu blog,perraca!!!
Otra de envidia de la mala!
saludotes

Isadora dijo...

Una de las cosas que me encantan de ti son tus ganas y tu capacidad para disfrutar de las cosas, a pesar de cualquier circunstancia.
Ya me apuntaba yo a una de esas tuyas.
(Otra cosa es que aguantara como tú, que mira que tiras, joé, con todo lo que te echen!).
;)