miércoles, 30 de enero de 2008

Los objetos que me rodean se suicidan


Tengo la suerte, la enorme suerte de rodearme de gente que demuestra su empatía hacia mí constantemente. Compañeras de trabajo geniales, amigas, amigos, vecinos.. Pero lo que no me podía imaginar, es que los objetos que me rodean, también iban a desarrollar un tipo curioso y sorprendente de empatía hasta el punto de llegar al suicidio.
Este último ha sido un año de cambios drásticos. Algunos han llegado, porque han llegado, y otros han sido cambios que yo he buscado adrede, para romper con muchas cosas. Cambio de situación familiar, cambio de domicilio, cambio de coles, cambio de situación laboral (el más reciente), cambio de deporte.. Estos cambios implican a su vez otros, sobre todo en cuanto a la gente con la que te relacionas se refiere.
Aún así, quedaban todavía algunos "restos" de mi antigua vida, materiales en su mayoría.
Debido a una serie de catastróficas desdichas, han ido desapareciendo estos objetos que me vinculaban a mi vida anterior. Lejos de pensar que estoy en racha de mala suerte, he sabido analizar la situación a tiempo y darme cuenta de que los mismos objetos, se han suicidado por mi causa. El coche, se cortó las venas el sábado por la noche. Quizás me sentó un poco mal que no lo hiciera de forma discreta y que tuvieran que intervenir tres coches de la Guardia Civil y uno de bomberos, (¡glups!).
Y el teléfono..... ¡Ay el teléfono! Tras varios intentos de suicidio (del bolso al suelo, de la mesa de la cocina al suelo, del bolsillo del maillot... al suelo) y yo sin darme cuenta de que quería abandonar este mundo, haciéndole curas de emergencia, el pobre que iba atadito con gomas del pelo... Finalmente el viernes pasado se lanzó aprovechando un despiste mío, a lo que fué su último vuelo.
Con esto me desvinculo del todo de lo que no necesito. Un montón de números innecesarios que están ahí por estar. Aún así, y poniendome en contra del destino, he lanzado en estos días un par de emails, desde mis cuentas de correo electrónico a esas personas que por alguna razón u otra he considerado que debería tener en mi agenda. De algunas ni siquiera tenía el teléfono anteriormente, otras son personas con las que hace años que no tengo contacto pero de las que me apetece saber algo, y luego por supuesto, los habituales, esos que hay que tener porque sí. Para algunos y algunas es la oportunidad para que desaparezca de sus vidas definitivamente, y la han aprovechado, pero lo mejor de todo, son las respuestas que he recibido. Me he quedado sorprendida, muy sorprendida. Aprecio muchísimo los segundos y en algunos casos minutos dedicados a contestarme para que no me quede desvinculada del todo. Alguna respuesta, hasta me ha emocionado ¡y yo sólo había pedido un número de teléfono! ;-)
En fín, que a ver si saco un ratinín, y les doy las gracias.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

ke guapa por fuera i por dentro ers guapaaaaa por komo te expresas yo soy uno de los ke no te van a abandonarrrrr por como eres te lo mereces no te voy a decir kien soy para ke no parezka peloteo un beso

edecast dijo...

Je, je. Me he reido un rato con el post. Que peliculera eres ;-)

Gaizka dijo...

"Una sucesión de pequeñas voluntades consigue un gran resultado" - Charles Baudelaire.

robert mayoral dijo...

puedes sacar un guión para una peli con esas historias....parecía de objetos animados!!!

diego dijo...

querida antoñita la fantastica:
me alegro de haber recibido la semana pasada cierto email y me alegro de haberlo contestado ( no tuve ninguna duda).
saludos,
el chulo.
pd: mereidounhuevo

Macario dijo...

Joer, yo creo nuestros móviles se han citado por internés para suicidarse juntos. También ha tocado también repesca de números vía email.

Y ayer feneció mi pulsómetro, témome :-(

Anónimo dijo...

espe chankete tambien a muerto

Anónimo dijo...

pero no tenías los teléfonos guardados en la tarjeta? ke putada!
y el buga a resucitao o te vas a pillar un cayene?

inma dijo...

Espero que tus cambios sean para bien

saludete

piepoli dijo...

espe tu blog va a kumplir las mil visitas y ahi ke celebrarlo.felicidades

Nacho Cembellin dijo...

Mira q eres sentimental... es lo q tiene ser emocional, sensible y algo nostálgica. Luchamos por entender y sobretodo ser entendidos y cuando de repente un día te das cuenta q hay gente que te entiende y te quiere, otros que no te entienden pero q te quieren igual y otros que ni te entienden, ni te quieren y ni te quieren entender o querer... y estos son los que más cuestan porque te empeñas en q no sea así. Hasta q un día comprendes q tiene q ser así y dejas de forzar la maquina y asumir q así es la vida, con matices unas veces agradables y otras no tanto pero todas necesarias. El cambio es lo importante, te hace sentir vivo y por ello hay q seguir haciendolo, sin duda alguna.

Esperanza dijo...

Bueno, bueno, estaba congestionada por un trancazo terrible, y me habéis acabado de rematar. ¡Congestión total!

Joder Nachete, no me hagas esto. Dieguito y Enrique seguro que ya nos tienen tachados ¡por moñas!!!!

Ah! Busco coche grande, bueno, bonito y barato. Cayenne descartado por vulgar. Mucho Cayenne en Baqueira.