lunes, 8 de octubre de 2007

Soy un hamster



Hoy lo he vuelto a hacer: Vueltas sin sentido por la rueda de hamster Cerceda-Soto-Cerceda. La vuelta son 29 kms llanos.

Empecé a frecuentar la rueda para hacer series. Al principio practicamente se limitaba a eso. Poco a poco le fuí cogiendo el gustillo. Si la divides en mitades, te sale una distancia maja para fraccionar el entrenamiento. Hoy, 3 vueltas: media suave, media fuerte, una suave, media fuerte, media suave y para casa. En un día como hoy, soleado y con la temperatura ideal, se disfruta realmente de ser un hamster. Además, los Lunes no hay ni dios. Debe ser que están todos espanzurrados despues de la salida larga dominguera. Los lunes soy un hamster solitario y no se me ponen a rueda los jubilaos que tanto me incomodan, porque a veces, me apetece ir sola.

No viene a cuento pero tengo que contar que por mucho triatlon, mucho entrenamiento, mucho mundial y tal y cual, sigo siendo la Desita de siempre. Ayer me caí de lado en la rotonda de Cerceda. Me comí un bordillo muuuy lentamente por mirar a otro lado y no saqué el pie a tiempo. Este año ya llevo tres caídas de esas laterales. Dos de ellas con Nuria. Siempre seré la misma.

3 comentarios:

Gaizka dijo...

Esa Hamster tan guapa. Todos somos humanos y nos tropezamos siempre en la misma piedra. Tu cuidate que no sea nada y ya está.

Esperanza dijo...

Nunca me hago daño. Son gayofas de esas laterales, lentas. Son ya como mi seña de identidad. Con la de montaña también me las pego guapas. Esas sí que me dejan marcada.

Y tú ¿te has comprado ya la de carretera?

Gaizka dijo...

Vale, pero cuidate, que como no lo hagas, me enfado.
La bici, pues habrá que postponerla algún mes. Las pelas son las pelas. El seguro, el taller, etc no me lo permiten.